viernes, 30 de abril de 2010

cosas que pasan

Rubias morenas pelirrojas a ninguna doy mi amor
altas gordas media talla a ninguna doy mi amor
jirafas medianas petisas a ninguna doy mi amor
lucidas aburridas simpáticas a ninguna doy mi amor.

Obedientes,recias, obsecuentes, a ninguna doy mi amor.
Melones, sandias, limones, a ninguna doy mi amor
delicadas ,brutas, sensibles a ninguna doy mi amor.
Pero una vez conocí una que era todas ellas juntas,
quise dárselo pero no lo quiso.
Tiene versos, rimas, compás, silencios, comas y acentos.
Me enamore de una olivetti y empecé a visitar a mi psicoanalista mas seguido.

Pérez Benito. 5 de julio de 2005.

domingo, 25 de abril de 2010

primeras correspondencias amenazantes entre saicirac y garúfalo

Querido saicirac:

Se del aprecio que me tenes los dias feriados y del desprecio que desprendes el resto del año sobre mi persona. Te pido por favor que no escribas mas sobre mí porque si hay alguien que me conoce poco o nada sos vos. Además a veces escribis como si el mundo giraraalrededor tuyo. Perdona que sea asi tan duro con mis palabras pero todavía me acuerdo aquel planchazo que me pegaste cuando iba directo al gol en cancha de Kimberley y me desfiguraste la mandibula. Despues me invitaste a comer huevos duros rellenos porque la culpa te mataba pero como alguna vez intente explicarte no se tapan algunas acciones con otras, ademas si al menos me hubieras invitado a comer algo mas decente vaya y pase. Pero lo que hiciste despues me dolio aun mas, te deje un mensaje en un papelito que decía: “me encantaron tus huevos rellenos” y vos con tanta malicia lo pegaste en el vestuario en la parte de las duchas al otro día.
Todavia no logro creer que cambiaste y sos un tipo sensible que se preocupa por lo que pasa alrededor tuyo. Así que te pido por favor que si estas aburrido y queres escribir algo vayas escribiendo cosas que no me involucren, hijo de la gran puta! Con el perdón de tu vieja que hacia una rosquitas riquisimas. No quiero entrar en detalles de novias y fules porque me acuerdo y me dan ganas de acuchillarte los ojos.
Por lo unico que te perdono es porque creo que en algo nos parecemos. Ahora te dejo porque me estoy comiendo unas empanadas.

Garúfalo. 25 de mayo

Querido Garúfalo:

No se porque te enervas asi solo porque intente hacer un crucigrama de tu momento lejos de aquel barrio en donde de purretes compartimos tantas alegrias y tristezas.Lo de la plancha en la mandíbula fue un error clarísimo de cálculo, vos bien sabes que nunca pegue de la cintura para arriba y mucho menos a quien en ese momento consideraba algo mas que un hermano, un cuñado. Los dedos se me amalgaman en el teclado y se endurecen pensando en aquellos momentos en los cuales desafiabamos a pelear a inválidos o visitadores medicos desde el telefono del consultorio de tu viejo. No se porque me hablas de esa forma cuando yo siempre tengo el recuerdo latente de tu familia y sobre todo de tu hermana.
Fuimos carne y hueso, mañana y brío, pancho y mostaza, las dos últimas copas de los bares. Espero recapacites y no me insultes sin reparo . Yo se muchas cosas de vos que nunca ventilaría, pero portate bien y no seas insolente. Otra cosa, si te seguis encontrando con el torcaza y habla de mí a espaldas mías voy a mandarles un sicario.

Tu ex amigo, Saicirac. 26 de mayo

viernes, 23 de abril de 2010

los amantes

Los amantes son presos de un romanticismo que no es eterno, una utopía que cada vez que se alcanza se desvanece del ideal de aquellos que quieren apropiarse de las noches eternas, atrapar los recuerdos y los olores y tocarlos a cada rato como cuerpos de ciegos que se funden en caricias y abrazos, que se necesitan.
Hoy el romanticismo aparece subversivo, irreverente, mágico, sensorial. Se esconde bajo las aceras de un Madrid, en el que cada esquina planea un horizonte distinto. El humo de la noche suele dibujar figuras de amantes que se acarician, que se reconocen sin mirar pero irremediablemente se desvanecerán con el brío, el negro sol de la madrugada.

Madrid, 21 de noviembre de 2003.
Saicirac

sábado, 17 de abril de 2010

con una barra de enanos

Paso en Madrid, en el barrio de Malasaña, en el Palermo Viejo. La noche estaba casi acabada, se lo vió sentado al final de la barra tomando un calimocho cuando de repente la vió entrar. Tacos, rouge, lentejuelas, cara de viciosa, todo eso junto en una sola mujer. Pregunto al camarero quien era, su nombre era Susana. Mmmm, Susanita… -dijo para si mismo-.Sin lugar a dudas era una chica muy particular, saco un cigarrillo de su parliament box de la campera y enseguida un centenar de fosforos prendidos y ceniceros aparecieron a su alrededor, no acreditaba tanta mujer delante suyo. Inmediatamente le hizo un llamado a Lascano y le dijo: Tengo tu musa, no busques más. Encontraste una pizzeria en Madrid? No puede ser! No boludo tu musa, musa! .Intentare convencer para que se desnude para vos, pero antes quiero probar el nectar de su piel-poetizó-.
Tenía que encontrar la manera de seducirla, de llevarsela a la cama sin pagar. El cabezón Alvarez le advirtió que a la mañana siguiente ella regresaría a su país, el cabeza siempre te tiraba esos datos desalentadores desde atrás de la barra. Estaba de gira con un circo, era su principal atracción. Benito tenía que actuar con rapidez porque en breve llegarían los hermanos de la singular mujer, otro dato acotado por el cabeza. Así que sin preguntar y sin dudarlo se sento en su mesa sin preguntar, la miro de arriba hacia abajo y vio que sus pies no llegaban a tocar el suelo , eso disparo su imaginación muchisimo , se acordó de una novia, la única que tuvo en realidad, que solo quería hacer el amor con los pies en el aire, sin tocar el suelo, media 1,90 . Un día de furia la levanto con fuerza y terminaron los dos en urgencia del hospital Interzonal, el con una ernia de disco y ella con fractura de cráneo y un pedazo de asta de un ventilador clavada en la oreja.
La mujer sin mirarlo le dijo: -te lo advierto, mis hermanos estan por llegar...solo tenemos tiempo para uno rápido en el sótano –lo dejo tieso, no esperaba respuesta tan contundente. el le respondio casi titubeando porque no esperaba esa respuesta :-¿uno rápido?, esa es mi especialidad, nunca duro mas de minuto, minuto y medio...- la agarro en brazos y cruzo todo el bar con ella encima , de fondo sonaba we are the world, pero ni eso iba a impedir que fuera un momento mágico e inolvidable. El maldito destino hizo que no llegaran al sotano ya que inmediatamente entraron ellos, una barra de enanos que sin dudarlo se avalanzaron sobre él, la chica salto de sus brazos , prendio otro parliament y grito :te lo dije, mis hermanos son muy celosos..... El fisicoculturista Carlos Perez Benito tuvo que ser atendido de urgencia nuevamente por problemas con barras de enanos. Tenia pequeñas contusiones en todo el cuerpo y una quemadura de parliament a la altura de la rodilla. Eran siete los enanos, como en el cuento, los hermanos Gimenez y Susana se fueron por la puerta grande, pero antes se sentaron a tomar un tinto de verano en la barra, era una auténtica barra de enanos.
El fisicoculturista Carlos Perez Benito tardara mucho en reponerse.


Puede leer la noticia en este link.
El fisicoculturista Carlos Perez Benito se agarra en Madrid a piñas con una barra de enanos, sus rodillas estan a la miseria.
Clarin, 10 de agosto de 2007

martes, 13 de abril de 2010

guitarra...todo guitarra

Se han escrito crónicas de fragmentos amontonados, rejuntados, de fragmentos perdidos, de fragmentos vividos. De la tercer semana de diciembre de dos mil siete todas las notas a "pie de página", que se sucedían día a día en nuestro bloc de hojas blancas lisas anilladas, se han perdido. Pero... "esta vivido! " dijo mi compañero de ruta en una mezcla de consuelo y verdad. Está vivido!
Bloc de notas, …esta es para vos!
Una semana en ese buenos aires irracional, abigarrado, de flores inmediatas; donde los perros pasean paseadores por Palermo y más de siete hermosas mujeres por cuadra (pruebas fotográficas a disposición) circulan derramando sensualidad entre bocacalle
y bocacalle. Alguien dijo que la ciudad, a diferencia del campo, tiene "la capacidad del encuentro". Esto comentan los adoquines de San Telmo entre sí, mientras cómplices callan desencuentros. Los árboles plátanos de Palermo se conectan por arriba y por abajo abrazando las calles por donde pasan las cosas, por donde circulan tacheros brillantes, tacheros opacos y cafés notables. Conexiones visibles e invisibles en una ciudad que baila el tango. Tirame una palabra que te largo una "proesía"!

guitarra todo guitarra,
son todos guitarreros,
son todos payadores,
son todos chalchaleros...
guitarra, to´guitarra.

Una ventana en corrientes y Darwin- tres miradas-un par de piernas y cuarenta bocas insaciables...loco, loco, loco....Loco a lo polaco goyeneche. En un cuadro inverosímil Gardel con la camiseta del pincha y campera de jean. Loco, loco, loco, ...loco a lo Diego Armando Maradona.

Paredes que esconden historias de guapos y piernas infinitas, mujeres que muestran y esconden su juego. Y entre juego y juego el bife de chorizo a punto, la entraña, el centro, la tripa gorda y la molleja de tu hermana.
Madrid, Paris, Berlín....esta es para vos!
Avanza la noche y aparece el galpón de donde cuelgan bicicletas oxidadas y el olvido, jaulas de pájaros que ya no están y un trombón que suena-una gitana serbia y kusturica tomando notas.
buenos aires, buenos aires, buenos aires,
un sonido y decibeles que te asesinan; y un concierto, otro concierto, y otro… Artistas que hacen el desgaste a cancha abierta,
a corazón abierto por debajo de la luna.
Somos de Argentina Man, y estamos re-orgullosos cerró Ceratti una noche distinta con una trompeta de Gillespi acaramelada. Un recibimiento que entre mate y tema Andrés promete besarlas por delante y por detrás, una especie de cariño argentino aprendido de pibe de donde muchos deberían tomar nota.
Las mujeres continúan paseando su encanto, un encanto olvidado por la siguiente y otra más, y otra más, ya son muchas, pero muchas no es demasiado, tenemos ojos para todas , palabras de agradecimiento y besos como punto de partida y de llegada, por delante y por detrás.
Como llego a Las Cañitas? Tengo preparado el anzuelo… "tenequeagarraretaprimeraydaled erechoporetaastaunsemaforoyahid oblayaietaetodoeso". Quede alucinado , el tipo no se tomo respiro, un verdulero de una esquina de Palermo, las frutas acomodadas como billar, y entre ellas fotos de mujeres hermosas mostrando sus encantos…limones, melones, sandías, deliciosas, también aparecían frutas. Todo exhibido, poesía verdulera, de verdusqui. Ellas sacan a relucir su encanto, y los toros… y los toros, transpiran.
El Club Malcom, La Viruta, La Catedral del Tango, cunas de la palabra improvisada, formas, estilos, perfumes, abrazos, latidos en tiempo y contratiempo y el morocho campaneando su retrato y circulando la pista.
Otra de un tachero por Belgrano, "esa piba tiene problemas familiares… la vez?" "porque tiene los papis separados…" Mamá, te presento a mi novio…
Las musas de Buenos Aires pasean su encanto y se van, dejando lugar a la poesía, en un rincón bohemio, Bar de Cao, Mamaracha, Agarrate Catalina que la mujer de mi vida hace una fiesta de cierre pero es mentira, la mentira es femenina? Mentira. Saben bloquear el corazón y el pensamiento.
Ventana cerrada! ésta es para vos!
Algunos kilitos de más , pero kilitos de calidad. Pilcha vacana, perfumados y saliendo a pasear el descontento de un pasado inmediato oxidado, como el tango. El amor no es una mujer gorda ni una rubia con aires de fulana, es una copa de champagne bien frappe, lo que duran las miradas. De todas las copas solo me llevo dos, las importantes.
Que lindo que es Buenos Aires para escribirle en un costado del papel… "Desilusión, ésta es para vos"


Salvini- Pérez Benito
Mar del Plata- Buenos Aires
31 de diciembre de 2007

sábado, 10 de abril de 2010

Pumas, París

Fue un gran día, de Madrid a París. Jugaban Los Pumas haciendo
historia para el rugby argentino en un mundial. Charles de
Gaulle-Chatelet-Hotel de Ville todo en metro. Ahí me esperaba Tomi en
el Bar Lizard Lounge en la Rue Bourg Tibourg, un rato después
aparaecería Delfino que todavía estaba durmiendo la noche blanca
parisína, repleta de espectáculos y mujeres hermosas.
Llegue con la bandera argentina sobre mi espalda, la que había
comprado en Balcarce, ahora flameaba en un barrio parisino. Llego
Delfino y nos fuimos a almorzar a un bar de la Rue Rivolli, crepes. El
sol presagiaba una buena jornada. A los cinco minutos de estar ahí
tenemos nuestro primer contacto con argentinos, estaban sentados
delante nuestro, resulto ser un ex puma, de los grosos, que habían
jugado el primer partido que los pumas jugaron un mundial, Pedro
Lanza. Nos preguntaro si teníamos entradas para unos amigos, nosotros
aún estabamos esperando las nuestras que llegarían en una hora fruto
de la reventa y aparecieron. Nos mandamos a París sin entradas pero
con la certeza de que las conseguiríamos. Lo importante era estar en
París, y así fué.
Nunca fuí fanático del rugby pero dos cosas me motivaron a seguir a
este equipo, verlos llorar cantando el himno nacional en la
inauguración del mundial contra los franceses, partido que ganamos
jugando en su casa. Y lo Segundo fue ver una jugada por television en
la que el número 10, Hernández, pegaba una patada hacia adelante e iba
a buscarla con un salto feroz, jugándose su propio cuerpo y rodeado de
gigantes que iba a lo mismo. Luego dar un pase exquisito hacia atrás
sin mirar a su compañero. Magia pura, garra y corazón y dos huevos del
tamaño de un duplex con garage, jardín y parrilla. Suficientes motivos
para tomarse un avión y estar ahí. El rugby, ese juego tan animal
empezaba para mí a tener otros matices y algo muy elocuente, la pasión
y en eso, a estos pibes no hay quien les gane. El rugby en Argentina
sigue siendo un deporte amateur, cobran un salario simbólico para
jugar un mundial.
Dimos una vuelta por el Senna, Notre Damme, nos cruzamos con los
primeros rivales Escoseces , y una television francesa que nos
enfocaba y una periodista rubia a la que abrazamos y besamos con
Delfino solo por demostrar que cariñosos podemos ser los argentinos.
Ellos cantaban, nosotros gritabamos, vamos pumas carajo! No creo que
nos hayan entendido demasiado, ni siquiera el "no me toques la bandera
que te doy como peronista al bombo…" igual todo bien con los
escoseces, unos caballeros. Luego al Arco del triunfo por Les Champs
Elysees, ya nos empezamos a cruzar con mas colores albicelestes,
hablamos con un argentino que vivía en New York, viajaba especialmente
para ver cada partido de Los Pumas, con lágrimas en los ojos nos conto
que estuvo frente a ellos el día de la inauguración cantando el himno
en el estadio,pude revivir esa emoción nuevamente a travez de sus ojos
y su relato.
Le comente a Delfino mi necesidad de clavarme un pebete, la llame a mi
amiga Dunja pero estaba en Belgrado, te paso la dirección ,me dijo,…
no deja, le conteste.
Ya me estaba lamentando no haber llevado una camara de video para
retratar este día, al salir de ahí nos cruzamos con una chica de botas
blancas hasta la rodilla y a tres metros un enano rubio chino, me
encanta París! Yo no creo mucho en las señales cotidianas pero sí en
los encuentros así que tendre que volver con una cámara.
El Arco del Triunfo, emancipado de París parecía un cacho de Buenos
Aires, y con las castañas al fuego empezaron a sonar los primeros
tambores murgueros. Dos chicas me pintaron la cara de celeste y
blanco… gracias! Como puedo pagarte este detalle le dije… que haces
después del partido? Correte nene que tengo que seguir pintando… que
lindas las chicas argentinas!
Y emprendimos el abrazo al arco y llegaban mas bombos y banderas, mas
gritos…Yo te dare te dare niña hermosa, te dare una cosa, una cosa que
empieza con P… Pumas! El que no salta es un frances… el que no salta
es un ingles… mas tarde… el que no salta es escoses… el que no salta
es surcoreano… así sucesivamente pasamos por mas de 300 países de todo
el mundo , somo siempre ganandonos la simpatía de todos ellos. Y llego
la policía… como no podia ser de otra manera empezamos a cantar mas
fuerte y más. Aparecieron hombres mayores vestidos como del siglo
pasado algo así como los defensores del arco del triunfo pero nosotros
para no ser menos teníamos a nuestros defensores de belgrano con
camiseta celeste y una publicidad de fernet en el pecho, es decir que
para todo teníamos una respuesta inmediata. A esa altura eramos
noticia en muchos medios periodísticos del mundo y argentinos que
estaban ahí. Tinelli anda a la concha de tu hermana! –grito uno- a una
cámara sin percatarse que del otro lado había un camarógrafo
neocelandes. Y aparecío el haka nacional –suncutrule, y chucu chuchu
chuuu…- y una bandera de mas de 20 metros que daba la vuelta en
procesión alrededor del arco anticipando una gran noche albiceleste. Y
por fin, simbólicamente, pudimos abrazar el arco del triunfo todos de
la mano, con la mirada encendida y el grito desenfadado.
Ya subidos al metro nos encontamos con los primeros grupos de
escoseces en sus polleras a cuadros y cientos de miles de centimetros
cúbicos de litros de escoses en sus adentros. Cantaban una especie de
himno Boy Scout, desde el otro andén pudo escuchar claramente un
"canten, canten, igual les vamos a romper el orto" y nació un ole,
ole, ole,ole,ole ole, ola… ole,ole, ole cada dia te quiero más… oh
Argentina, es un sentimiento que no puedo parar!"
Eran muchos más los escoses en el estadio, aunque se veían banderas y
camisetas argentines por todos lados, también eran mayoría porque
tenían el apoyo de los franceses, que no olvidaban el partido
inaugural.
Y salieron a la cancha, Roncero, Ledesma, Scelzo, I. Fernández Lobbe,
Albacete, J. Fernández Lobbe, Ostiglia y Longo; Pichot y Hernández;
Agulla, F. Contepomi, M. Contepomi, Borges y Corleto. Los suplentes:
Hasan, Vernet Basualdo, Rimas, Leguizamón, N. Fernández Miranda,
Todeschini y Senillosa. Otra vez el himno, otra vez esos rostros
emocionados y feroces. Del partido no voy a contra demasiado, lo
ganamos sufriendo pero sacando a relucir esa garra que caracteriza a
Los Pumas, estos jugadores seguían haciendo historia. Y estan entre
los 4 mejores equipos del mundial de rugby francia 2007.
Los franceses iban a favor de Escocia, eso se notaba en cada jugada y
nosotros rodeados de ellos y a grito pelado festejábamos cada pelota
ganada, cada choque, cada punto. Teníamos 4 franceses justo detrás
incluída una señora diciendo boludeses todo el partido. Faltaban dos
minutos y estabamos jugando en nuestro campo en la línea de las 5
yardas, Los Pumas defendiendo con el corazón, nosotros haciendo
gargaras con nuestros genitales. Pero algo me decía que este partido
no lo podíamos perder. Y los franceses seguían hablando, hasta nos
tuvimos que bancar la marsellesa tres o cuatro veces… faltaban veinte
segundos y un error de Pichot hace que se me pare el corazón, fueron
los 20 segundos mas largos de todos hasta que el referí pide la
pelota. Los tres nos dimos vuelta sin dudarlo…"vamoossssss Puumasssss,
la reconcha de tu reverendísima madreeee" creo haber visto de refilón
a Delfino tomarse los genitales con ambas manos- Los que estaban
detrás nuestro hicieron sus cuerpos 1 metro y medio para atrás, sus
caras de susto lo decían todo, ya no volverían a hablar del partido
probablemente hasta el año siguiente" . Abrazos entre argentinos y los
auténticos decadentes de fondo como en cada festejo de Los Pumas
ganados. Nosotros seguíamos puteando a los franceses a descaro
"vayanse a comer escargots a la su casita amargos…" y la salida fue
una fiesta, el equipo saludo a su gente, Los Pumas estaban haciendo
historia. Los escoseces saltaban con nosotros fuera, unos verdaderos
caballeros. Cantitos, abrazos y hasta lágrimas. Argentina feliz. Por
lo pronto los franceses que estan haciendo un gran mundial salvo un
traspié , otra vez tuvieron que callar sus gritos contra los
argentinos, que somos pocos, pero como siempre, nos hacemos escuchar
mucho.
Hoy salí nuevamente y saqué mi bandera argentina sobre mi hombro, de
Montmartre a Charles de Gaulle y volver a Madrid, con mi bandera a
cuestas y lo que cuesta , vale.

Saicirac , París 8 de septiembre de 2007

jueves, 8 de abril de 2010

stones

Entramos haciendo flamear la celeste y blanca sobre
mis hombros.
Estuve ahí por segunda vez, fue maravilloso. Esta vez
no estaba en el monumental de River Plate al grito de
ole, ole , ole , ole , ole , ole ola, cada día te
quiero más… como hacía mas de diez años. El estadio
estaba silencioso y hasta podría decirse, somnoliento.
Tampoco estaba en el Parque del Retiro , aunque debo
reconocer que estaba rodeado de troncos, estaba en
Madrid.
El estadio del Vicente Calderón se parecía mas al de
Vicente Cholo Heladerón, ni siquiera cuando salieron
ellos a la cancha se prendieron las calderas. Pero ahí
estaban con su propio estilo y mas de sesenta a
cuestas. Satisfacción total, saltábamos y gritábamos
porque el momento lo ameritaba. Los viejitos salvajes,
estilistas musicales, esos malditos piratas ingleses
seguían estando ahí, disfrutando de su propia
naturaleza. El show avanzaba y nosotros nos íbamos
calentando más, con nuestra propia salamandra. Nos
abrazábamos, saltábamos, cantábamos, sacabamos fotos
ante la atónita mirada de la especie vegetal
circundante. Estabamos a 100 metros del escenario y
veíamos difícil llegar a ellos ya que no había
avalanchas, ni pogo, ni desmayos, ni sudor, ni
siquiera un apoyo. Y nuestra temperatura seguía
creciendo y al grito de “vamos griten… muertos!”
“amargos!... son los Stones!!” y nada, ni un viento
sonda podía poner a parir su corteza, ni mover sus
ramas paraplégicas. Y nostros seguíamos disfrutando
cada acorde, cada paso y pose de Mick era energizante,
que abuelo mas copado!
Y lo que estabamos esperando sucedió. El escenario
móvil empezó a avanzar hacia el centro del campo y
seguían teniendo el control de la redonda. Y ahi si,
teníamos que llegar a ellos como sea. Maxi me subió a
sus hombros y despegue la bandera de lado a lado , por
la banda izquierda venían otros dos argentos amigos en
la misma y agarramos la albiceste uno de cada lado.
Queríamos avanzar pero el terreno estaba muy plantado,
sin embargo sus caras de asombro parecía denotar que
respiraban, “no estaban muertos, estaban de pachanga”,
pero una pachanga muy particular. Así que al grito de
“es discapacitado… es su sueño…” maxi me seguía
llevando sobre sus hombros .Nos iban abriendo paso y
cuando esto no sucedía hacíamos algún que otro ful ya
que en el tumulto el arbitro no podia ver nada. Y así
cuando estábamos cerca le tiramos la bandera al
escenario… y la pelota va y pega en el palo. La
celeste y blanca queda entre ellos y el escenario.. y
eso que la vieron venir, estiraron la mano y se les
escapo de los dedos. En reconocimiento a nuestro
avance por sobre el terreno nos tiraron una púa , que
vaya a saber Dios a donde fue a parar… pero ya
estábamos mas que felices a esa altura del partido y
no nos importo, intentábamos hacer mover a la masa
hasta que desistimos y tuvimos nuestro propio
concierto, eran los Stones y nosotros, tocando para
nosotros. Se alejaban y una lengua gigante asomaba
desde el escenario y nosotros en estado vaginal
sabíamos que el éxtasis estaba por acabar, y asi fué,
porque no hubo bises. No hubo clamor popular, y los
piratas no hicieron más que tomarse el buque con sus
bolsillos llenos… lo único que me molestó fué que no
hayan cantado “Yellow submarine”, y eso que se las
pedí todo el partido.


Garúfalo , el argentino. Madrid.

lunes, 5 de abril de 2010

el estático

"El estático" Filosi (h) había jugado al fútbol desde las inferiores en Luz y Fuerza desde los 10 años, su padre lo acompañaba a cada entrenamiento un poco porque le gustaba mucho el fútbol y otro poco creo no equivocarme, porque zafaba dos horas de laburar al menos tres veces por semana, oficio que él mismo Filosi (h) aprendió de su padre a la perfección. Hizo grandes esfuerzos a lo largo de su vida para no laburar, llego inclusive hasta a aprender a manejar cámaras de video y formar parte de ese grupo selecto de vagos que se hacen llamar camarógrafos. Volviendo un poco a la vida de Filosi (h) y a su desapercibida carrera en el mundo del fútbol podemos decir que tuvo una corta y poco destacada vida como numero 8 ya que enseguida se lo quitaron y nunca mas se lo devolvieron, fue numero 8 solo durante un partido. Cando le quitan a Filosi (h) el numero 8, el técnico que se pistoleaba a la prima de Filosi y lo quería en el equipo si o si, aparece en escena un puesto inventado para él , puesto que aun hoy todos nos preguntamos de que se tratará ese puesto fantasma que es el "cuarto volante". Así Filosi (h) paso a formar parte de esta especie de secta podemos decir que es el jugador cuarto volante. No debe existir cosa mas dañina para un jugador de fútbol que este puesto en un esquema de juego ya que el jugador de un día para el otro ademas de sentir que ya no forma parte del equipo comienza a sentir esa deficiencia psicológica de jugador que esta en una cancha de fútbol perdido , muchas veces le han mentido entregándoles una camiseta número colorado el siente, o negro el once, prohibiéndoles inclusive meter diagonales o llegar al fondo y tirar el centro a la hoya. El jugador cuarto volante comienza a sentirse perdido en la cancha desde el minuto 1 al 90 y empieza a perder la noción del juego. Tal es así que muchas veces hemos visto a cuartos volantes dentro de una cancha con banderas , papelitos y bengalas alentando a sus compañeros e insultando descaradamente al referí. Filosi (h) pasa inadvertido prácticamente durante casi toda su carrera deportiva hasta que un medio periodístico deportivo local lo bautiza con el sobrenombre de "el estático", palabra que desde ese día sale disparada desde las tribunas acompañada de algún adjetivo como por ejemplo "estático, pata de alambre ,move el horto la concha de tu recalcada madre bigotuda"en un momento en el que según sus propias palabras estaba en huelga pasiva dentro de la cancha ya que sus compañeros no le pasaban la pelota desde hacia 8.793 minutos de partido, prácticamente casi toda su vida deportiva. Una vez recuerdo, le tiraron una pelota cruzada de 54 metros cuando el numero 4 del equipo al grito de "salimos" le pega un puntinaso al balón que cruza toda la cancha, la pelota fue a parar a los pies de Filosi (h) con tanta mala suerte de que el defensa tira la ley del orsai y el juez anula la acción cuando Filosi (h) se metía en el arco con pelota y todo. Acto seguido le muestran la tarjeta roja por protestar ya que Filosi (h) grita la palabra "noooooooooooooooooooooooooooo hijooooo de recontramilll putaaaaaaaaaaaa" de una forma podemos decir exacerbada y un poco desafinada también. El fenómeno cuarto volante fue desapareciendo salvo en algunos equipos de la B Metropolitana del esquema del fútbol argentino y es ahí donde desaparece ese modelo de jugador tan bien representado por Filosi (h) Aparece la táctica del murciélago que es "nos colgamos los 11 del travesaño" o mas tarde la táctica Krupoviesa aprendida en el club Estudiantes de la Plata, que se define como no vayamos a la pelota sino al jugador, tan bien representada cada vez que nos toca jugar contra algún equipo o jugador brasileño. Así el balón paso a ser simplemente un elemento decorativo en un campo de juego, muchas veces cuando se iba fuera de la cancha el partido seguía sin pelota.
Filosi (h) ya no tiene lugar dentro del nuevo esquema, ya que jugador que ha pasado por el puesto de cuarto volante nunca mas vuelve a adaptarse a otro esquema , ni siquiera consumiendo un tamilán cinco minutos antes de cada partido. Luego de pasar por momentos muy difíciles como la adicción al tamilán, ponerse de novio , llega la culminación de su carrera deportiva y vea usted que no es a causa de la desaparición del cuarto volante de las canchas sino de una terrible lesión que sufre al bajar de un colectivo en marcha cuando volvía de un entrenamiento en la cancha de los bomberos. Así el sueño del jugador de fútbol , de llegar a la selección, de tirar la camiseta a la hinchada por un título, cosa que hizo cuando se recibío de dactilógrafo en las academias picman antes de un partido en cancha de Kimberley, ese sueño que tiene todo argentino de escuchar su nombre coreado por una barra de hinchas, se derrumbó de un día para el otro para Filosi (h). Sin embargo, Filosi (h) lleva al jugador dentro, lleva la garra y la pasión a cada terreno de su vida que le toca vivir. Escuha por ejemplo a un policía de tránsito en una esquina tocar un silbato y el va , le discute la orden, ve un hombre caminando por la calle con una camiseta de Brasil y se le tira a los pies, cuando se para en una fila del banco se tapa con una mano los genitales y con la otra la dentadura. Ve un grupo de pibes jugando en un potrero y pide la pelota a los gritos pero claro nunca se la dan. Tiene una sola pesadilla , un solo sueño recurrente todos los días de su vida, y es marcar ese gol que erró ya dejando al defensa y al arquero pagando después de un amague que hizo involuntariamente pegando la punta del botín en un cardo en el campo de juego, gol que nunca le perdonaron que errara, ni siquiera su madre, Filosi (h) sueña poder convertir algún día ese gol , al menos en sus sueños y gritarlo hasta que le duela la garganta como grito de niño ese gol con el que el Cani deja afuera a Brasil del mundial, con un pase del Diego y a pedido de Apo en la voz de Victor Hugo, Filosí escucho por radio yendo para un entrenamiento, porque eso sí, nunca falto a un entrenamiento ni siquiera cuando Dios estaba en la cancha.
Filosi (h) , el estático, ºhoy respira el fútbol a cada paso, guiños de ese cuarto volante que supo ser.

Garúfalo.

domingo, 4 de abril de 2010

Dunja

Me baje del metro en busca del hotel. Salí de la
estación “Voltaire” con la lamparita casi apagada por
el cansancio que traía encima, apenas asome la napia
me encontré con una especie de obra en construcción y
me asusté; por un momento pensé que después de dar
tantas vueltas estaba otra vez en Madrid. Pero no. Un
café parisino que estaba a escasos metros me hizo dar
cuenta que no.
Esa noche solo deseaba descansar y busque
desesperadamente el hotel que había reservado desde
Madrid, se ubicaba en la Rue Richard Lenoir, calle que
no sé a donde carajo está, y en honor a las
probabilidades , en la puta vida lo sabré.
Al ver que caminaba sin llegar a buen puerto, le
pregunté a un hombre en una esquina en que lugar
estaba ubicado yo en ese momento y donde quedaba la
Rue Richard Lenoir. Este caballero, con mucha cortesía
y una sonrisa, me dió una explicación indescifrable.
Acto seguido me subió al metro y volví a desembocar en
la estación Voltaire, volví a subir por una escalera
mecánica mugrienta que hacía un ruido muy peculiar,
como si se estuviese riéndo de mí. Al salir , me
encontré un chino y me asusté, creí estar de nuevo en
Lavapiés, cerca de la casa de mi amiga Maite Rivera
Carbonell, portorriqueña famosa por su olor a pata,
pero no, el chino hablaba francés y me hizo una seña
de que lo siguiese, aparentemente me estaba llevando
a la famosa Rue Richard Lenoir. Y la mala costumbre
que tengo que preguntarle a los chinos nombres de
calles y lugares otra vez me jugó una mala pasada y
digo otra vez porque la última vez que le pregunté a
un chino en Buenos Aires donde podía conseguir
manzanas verdes, esas que son ácidas, estando yo en
Avellaneda termine en la manzana de las luces, y para
colmo el lugar estaba cerrado. Lo peor del caso es
que, volviendo a París, caminando y caminando nos
perdimos juntos, fijate vos que si en vez de ser un
chino hubiese sido una francesa ponele, habría sido
hasta romántico, pero no. Era un chino que solo había
bajado a fumarse un cigarrillo, se perdió conmigo y
entonces casi se pone a llorar . Empecé a hablarle
para que se relaje pero claro , no le hablaba en
francés, y mucho menos en chino, le hablaba en inglés
, pero claro mi inglés es un poco raro, o mejor dicho,
escaso o escasi (que no es porque hable rápido) casi
alemán. Entonces trate de convencerlo de que
preguntando iba a poder volver a su casa, que no
estaba en la M30 de Madrid, ni tampoco en Parque Chas
en Buenos Aires, que seguía estando en París. Pero no
había manera de que se consuele, de minimizar el
hecho, entonces fué cuando lo subí al metro y le dije:
quedate tranquilo Bruce Lee, que seguro que este te
deja en Voltaire y ahí volves a arrancar de nuevo. Yo
segui caminando y encontré un hotel que por supuesto
no era el de la Rue Richard Lenoir, cristiano que ya
me estaba cayendo bastante mal...
A la mañana siguiente me tome el metro con destino
Opera, otra estación del metro, y camine hasta llegar
a Montmartre, me instale en un hotel en ese barrio. En
un rato me encuentro con Dunja, nos encontramos a las
5 en Pigalle.

Anduve paseando un poco por Montmartre, es encantador.
Me encontré con Dunja, la reconocí inmediatamente
cuando la ví. Llegamos a un café y hablamos, y
hablamos, después nos fuimos en metro hasta el Sena y
llovió, pero seguimos andando y hablando, cruzamos en
pont des art´s y llegamos hasta el museo del Louvre.
Algunos minutos después nos encontramos con la prima
de Dunja y fuimos a tomar un té a un lugar turco.
Conversamos mucho entre castellano e inglés porque mi
francés es mas que escaso, inexistente. Esa noche
terminamos en un sushi y se agrego a la cena “Tito”,
un colombiano muy simpático y conversador, amante de
la cultura barrial argentina, música, fútbol,
Maradona, Gardel. Dunja estaba enojada con Maradona,
Diego había dejado colgado a su papá en Belgrado, a
una hora de estar llegando a su casa que queda en una
montaña. Diego le pidió al chofer que de la vuelta y
regresó a Buenos Aires. La película sobre Diego no se
pudo terminar, trate de explicarle que Diego es
impredecible, pero claro , lo vió con sus propios
ojos.
Esa misma noche fuimos a una milonga, yo estaba en
zapatillas pero nos mandamos igual, era en el barrio
latino. Tito se la pasó hablando toda la noche, Dunja
me miraba como pidíendome disculpas, pero Tito era
simpático.
Bailamos tango y nos quedamos hasta el final
deleitándonos con Pugliese y unas versiones de Hugo
Diaz que me encantan. La nota simpática la dió un
chino bailarín de tango; sacaba a bailar a todas las
lindas. El tipo no paraba de bailar y de sonreír. Sigo
sin entender de que carajo se ríen los chinos todo el
tiempo. Como a las 5 me tome un taxi al hotel, a
dormir.
El domingo, a la mañana siguiente ,estaba nublado.
Subí al metro y llegue a la torre Eiffel, baje
caminando por les Camps Elysees y el arco del triunfo
(deben haber ganado por goleada , porque era grande) y
me senté un poco a descansar, me leí un libro de
poesías de Cortazar que me regaló Leo Salvini. Como a
las 6 me volví a encontrar con Dunja en el Puente, el
mismo puente de los encuentros con La Maga. Al rato
vino una amiga de Dunja que también es Serbia,
volvimos al café turco , empezaba el Ramadán y nos
convidaron unos dulces y dátiles muy ricos. Paseamos
por las calles de Rayuela, el río fue el paisaje
preferido para conversar, muy cerca de Notre Dame,
Dunja es una chica encantadora.
Esa misma madrugada, regrese a Madrid.

París, 23 de septiembre

jueves, 1 de abril de 2010

los 4 fantásticos

Volvi a Madrid y de nuevo al trabajo, estuve por
Segovia, hermoso lugar, haciendo imágenes para un
documental para Discovery Channel , sobre las espadas
Toledanas , el acero y otros derivados.

Hasta aca suena bien, pero lo que deberia ser una
especie de excursión interesante fue un dolor de dientes.
Fuimos 4 personas, una italiana del norte, una
japonesa , un español y yoga por supuesto de las
costas marplatenses.

Nunca entendí de que se reían los japoneses en las
bellísimas películas de Kurosawa , y aún hoy sigo sin
entenderlo, frases tales como “mira que lindo
cabrillo, me lo llevaría para casa” (risas), o me
olvide los rollos de película en la productora
(risas).

Un detalle importantísimo que yo desconocía era que
Barbara , la chica italiana y Joaquín , el muchacho
ibérico habían sido novios , desde hace cinco años que no
lo son. Pero para no cortar del todo “seamos socios en
la productora…y en vez de discutir por el color de la
corbata , discutamos por cosas que tengan sentido como
por ejemplo… porque utilizas palabras de tu novio
mexicano, te queda muy mal, sobre todo habiendo
estudiado en las mejores universidades europeas…” y yo
en el asiento de atrás pegado a la señorita Lee que
era como chiquitita y gordita, muy simpática por
cierto.

El muchacho ibérico cada tanto me miraba raro, como si
en algún momento yo fuese a sacar mi Hatora Hanzi para clavarsela
entre las cejas. Después me entere por boca
de su ex, que sufría de ataques de persecuciones.
Mamita mía querida…

Llegamos a destino, nos desatamos y subimos a un
castillo del siglo XIV hermosísimo. Grabamos
normalmente, todo tipo de espadas y objetos,
pero que bueno que el piso estaba sellado
desde hace algunos años porque sino seguro que me
hacían grabar los restos de cal de los rincones de las
baldosas pares.
La frutilla del postre fue cuando
subimos a la torre, al muchacho le agarro un
ataque de asma y a que no sabes que… “la japonesa se
reía”… y yo busque desesperadamente una espada
para hacer algo con mis huevos.
A raíz de esto se deciidio emprender la retirada, como me
gusta la primavera.

La semana próxima iremos a grabar al museo de las
armas a Madrid… cagate de risa Rita Lee.


30 mayo 2006